Rfc con Homoclave » Reimpresión del RFC SAT por Internet

Reimpresión del RFC SAT por Internet

Hace aproximadamente cuatro años, mi hermano menor tuvo que inscribirse al RFC, pues acababa de cumplir la mayoría de edad y le urgía empezar a trabajar.

Le dije que la forma más sencilla de solicitar el RFC por internet era ingresando a la página oficial y después empezar con los pasos necesarios para completar el registro necesario.

Reimpresión de RFC SAT

El encendió su computadora y rápidamente abrió el explorador de Internet que tenía habilitado en ese equipo como “Predeterminado”. Luego ingresó a uno de esos buscadores tan populares hoy en día (Google, Yahoo, Bing etc.) y colocó en la caja de búsqueda “SAT”.

De la lista de resultados, dio clic en el primero de ellos y en un “parpadeo” ya estaba en la página principal del Servicio de Administración Tributaria.

Luego entró al menú de “Trámites” y fue entonces cuando le saltó un cartel de advertencia. En ese instante activó la opción de “ventanas emergentes” y el inconveniente se solucionó.

Ya en la nueva pestaña de trámites puso el puntero del ratón sobre la columna de RFC y luego dio clic en Personas Físicas dentro del sub menú Preinscripción.

Llenó los datos obligatorios del formulario tales como: su nombre completo, fecha de nacimiento y dirección. Después añadió una dirección de e-mail personal y dio clic en el botón de “Enviar”.

Luego de aproximadamente 10 días naturales le llegó a su correo (en la carpeta de spam) una notificación del SAT diciéndole que sus documentos ya estaban listos y que podía pasar a recogerlos cuando quisiera.

En ese instante, ingresó a la página de Citas SAT y escogió el día y la hora en la que quería ser atendido.

Yo lo acompañé y me impresionó la rapidez con la que pasó a uno de los escritorios, en donde un asesor ya lo estaba esperando. Le hizo entrega de un recibo, de su CIF y de una guía de derechos y obligaciones como contribuyentes.

Cuando estábamos a punto de regresarnos a la casa, el funcionario le dijo a mi hermano que si no quería que le tramitará su contraseña para que pudiera ingresar a otros trámites vinculados con el RFC con Homoclave.

Mi pariente le dijo que no iba a necesitar entrar a la página web, puesto que se iba a convertir en un trabajador asalariado, con lo que todas las cuestiones fiscales quedarían resueltas directamente por su patrón.

Sin embargo, el asesor insistió mencionando la importancia que tiene esta clave de acceso y es que dentro de sus peculiaridades destaca el hecho de que los ciudadanos y/o empresas que la tienen habilitada pueden hacer uso de la función de reimpresión de RFC SAT.

Sobra decir que esta opción es de muchísima utilidad, ya que en dado caso de que se extravíe tu CIF original, siempre podrás imprimir una copia. No importa ni el día, ni la hora ni el lugar en donde te encuentres, ya que, al tratarse de un servicio totalmente automatizado, el SAT te garantiza que la plataforma siempre se encontrara en funcionamiento.

El trámite de reimpresión de RFC en línea es gratis.